Película muda

Su ventana indiscreta tenía rejas invisibles, o eso supusimos todos. Si no no se explica porqué nadie se animó nunca a entrar y sacarla a bailar, cada vez que ponía un disco en francés y se movía como si el buzo no le quedara largo, la edad corta y la cama demasiado desamparada.
Dicen que todavía sueña con un loft en París, un pintor que regale orgasmos a estudiantes de intercambio y todos los clichés post película independiente. Nosotros, desde lejos, seguimos pensando en entrar de improviso y darle un futuro mejor, menos superficial. Bah, hacerla mierda contra el colchón y escapar cual ladrón de vanidades, qué tanto.

5 Comments

Page 1 of 1
  1. Paul M Dorr
    Paul M Dorr Viernes 24 de febrero de 2012 at 12:18 am .

    Genial! =D

    Me imagino que leés a Dolina… si no lo hacés, deberías (?)

  2. Paul M Dorr
    Paul M Dorr Viernes 24 de febrero de 2012 at 12:24 am .

    Las Crónicas son una masa. También están el libro del Fantasma y El Bar del Infierno, que van más o menos por la misma calle que las Crónicas… un poco más al costadito (?)
    Dicho sea de paso, no dejes de escuchar Lo que me costó el amor de Laura, que es genial =)

  3. Paul M Dorr
    Paul M Dorr Viernes 24 de febrero de 2012 at 12:31 am .

    De nada che, aprovechá mientras son gratis (?).
    P.S.: Si no encontrás Lo que me costó… te lo paso por DropBox… siempre y cuando no le cuentes a SOPA (?)

Post Comment